domingo, 30 de abril de 2017

José Félix Ariza, primer Rey de Reyes de la Piqueria

José Félix Ariza, Rey de Reyes de Piqueria 2017
Después de saborear el triunfo en cinco ocasiones en el Festival de la Leyenda Vallenata, el verseador José Félix Ariza Vega, natural de La Junta, La Guajira, alcanzó la corona de Rey de Reyes del 50° Festival de la Leyenda Vallenata.
En su primera declaración indicó que ese era su mayor triunfo que anhelaba obtener porque había sido un luchador del verso claro y preciso.
“Le dio gracias a Dios por darme el honor de ganar esta corona que comparto con mi pueblo, mi familia y mis amigos. Seguiré presto a seguir metido de lleno en la piqueria porque debo ser guía en esta bella carrera que me ha dado cientos de alegrías”.
El segundo y tercer puesto lo alcanzaron Alcides Manjarrés y Andrés Beleño. A la gran final de esta modalidad también accedieron Andrés Barros, José Bornacelli y Edwin Vásquez.

miércoles, 29 de marzo de 2017

“Cuando en la radio había tanta basura disfrazada de vallenato”

Jacinto Leonardi Vega
En la medida que este folclor se vino degradando, el público amante del Vallenato comenzó a extrañar el mensaje y las melodías de las canciones de las generaciones anteriores.
Entonces se despertó un marcado interés por escuchar las canciones que hasta entonces habían sido éxito en versiones de las grandes figuras del género, en la propia voz de sus autores, dice amble, sin prepotencia, con el cantadito de la gente del Valle, el gran compositor Jacinto Leonardi Vega.
Y claro que es grande, por sus treinta años componiendo música y cosechando triunfos.
Leonardi es autor de muchos éxitos que hemos escuchado en las grandes voces del vallenato: “Espérame” – Silvio Brito 1984.

martes, 28 de marzo de 2017

Esta no es vida

Cuento. John Javier Acosta Rodríguez

A la abuela, mi vieja del alma...
"A mí no me tomen foto, carajo. Que yo no soy burla
 de nadie, les he dicho"


Ustedes creen que esto pueda ser vida: una mujer que ha criado doce hijos, treinta y dos nietos y seis biznietos, y que tenga que pasar la vejez en medio de esta soledad, desamparada, y sin nadie en el mundo a quien quejarse, a quien decirle "Ve, dame tal remedio para tales males" o, simplemente, "Carajo, hijos de mierda, denme para comprar el arroz, que el único granito que había se me acabó la semana pasada".

Nada. Jesús, María y José, no, esta no es vida. Nada más fíjense en el vestidito que llevo puesto: ya no le cabe ni un remiendo más. Claro, es que las cosas tienen que acabarse de tanto darles uso. Antes ha durado mucho: todos los días del mundo me lo quito, lo lavo, lo pongo a secar al sol, y me lo vuelvo a poner. Pero, bueno, y entonces qué hago. Yo no me puedo quedar desnuda, y no tengo más.

Diomedes Diaz, Mas alla del idolo

Diomedes Díaz Maestre . Foto: Jaime Hinojosa Daza
Por: Félix Carrillo Hinojosa, mayo de 2009
Cerca de las estribaciones de la Sierra de Nevada , a orillas del río San Francisco, en un lugar humilde de casas de barro, palma y bahareque, conocido como Carrizal, en una noche del 26 de Mayo de 1957, en un torrencial aguacero de rayos y centellas, que le hacían juego a las contracciones de su mamá Elvira Maestre Hinojosa, al tiempo que su papá Rafael Díaz Cataño, no paraba de caminar de un lado a otro, a la espera de una final feliz, fue recibido por la comadrona y abuela “ Pema” Hinojosa, mientras el registro estridente del acordeón tocado por Reginaldo Fragoso, se extendía en los versos del amor amor y le daba el bautizo musical, al tiempo que sus ojitos se abrían en un leve compás musical.

viernes, 24 de marzo de 2017

Pablo, el hijo que Diomedes Díaz no conoció

Diomedes Díaz – Foto Hernando Vergara

Crónica|Por Juan Rincón Vanegas|@juanrinconv

La historia parece una inocentada. Sucedió el 28 de diciembre de 1983 en Chimichagua, departamento del Cesar, población donde Diomedes Díaz Maestre y Nicolás Elías ‘Colacho’ Mendoza amenizaron la noche anterior una fiesta en el Teatro Municipal, sitio donde hoy se erige el Centro de Convenciones ‘Heriberto Pretel’.

La razón por la que Diomedes Díaz bautizó a Martin Elías con ese nombre



Martin Elías Díaz Acosta
El Gran Martin Elías reveló en días pasados la razón por la que fue bautizado por su papá con ese nombre.
“Mi papá tenía un tío que le despertó la chispa de la música, él era acordeonero y compositor. Armaron un conjunto vallenato con el que tocaban alrededor del pueblo. Pasó el tiempo y mi papá grabó sus propios discos y se volvió famoso. Años después venían tomando mientras viajaban por carretera, celebraban un LP que había salido. Ese día mi papá iba manejando, se accidentaron y murió el tío, que se llamaba Martin Elías. Eso le marcó la vida”.

jueves, 23 de marzo de 2017

Martín Maestre, padre musical de Diomedes Díaz

Martín Elías Maestre Hinojosa
Crónica|Por Juan Rincón Vanegas
@juanrinconv
El miércoles primero de agosto de 1979 marcó para siempre la vida de Adriana Josefa Sarmiento Loperena, nacida en La Junta, La Guajira, la mujer que conquistó el amor del juglar Martín Elías Maestre Hinojosa, el hijo de Manuel José Maestre y Eufemia Hinojosa y tío de Diomedes Díaz.
Ese día el acordeonero y compositor murió cuando la camioneta donde se transportaba procedente del sur de La Guajira, se accidentó en Valledupar.

Patricia Acosta “El gran amor de Diomedes Díaz” - Entrevista



Patricia Acosta
Capítulos extensos se podrían escribir en la vida de Diomedes Díaz, respecto a las mujeres que hicieron parte de su vida. Existen muchas en ese camino, pero ninguna tan importante como Patricia Acosta.

¿Cómo ha sido el duelo de Diomedes?

Patricia Acosta: Ha sido muy duro, pero yo lo sigo amando. Mis amores con Diomedes fueron increíbles. Hasta después de muerto me sigue pareciendo bello, aunque ya no lo lloro porque eso es malo. Casito que me tiro en el cajón, porque yo quería que los dos estuviéramos juntos por siempre. Eso no se olvida, todo está clarito. Todavía lo recuerdo como el primer día cuando veo a los hijos míos. En mi mente no ha podido estar más nadie si no él.

Tía Ñuñe, la santa no canonizada de los Acosta

María Nurys Acosta Mendoza, tía Ñuñe
Por John Acosta

Doblábamos la esquina que queda cerca de la casa de tía Ñuñe, cuando mi papá lanzó la expresión que yo siempre había sentido, desde muchos años atrás, en lo más profundo de mi alma: “Esa mujer es un ángel de Dios”, dijo. Se refería a su hermana María Nurys Acosta Mendoza, por supuesto, que acabábamos de dejar en la puerta de la calle de su casa, adonde salió a despedirnos. Eso hace más de 30 años, poco antes de que mi padre falleciera. Y hoy sé que esa misma impresión la tenían mis otros tíos; incluso, tío Néstor, que falleció hace poco, me dijo en un paseo que estuvimos en el municipio de Manaure: “Esa mujer era una Santa en vida”, mientras me mostraba la casa donde vivió tía Ñuñe con su esposo.

miércoles, 22 de marzo de 2017

DIOMEDES DÍAZ, EL BACHILLER


El ambiente festivo y la romería que se formó en La Junta el miércoles pasado daba la sensación de ser el día de la Virgen del Carmen. Pero no, las dos mil personas que se congregaron alrededor del Colegio Nacionalizado Huges Manuel Lacouture llegaron a aclamar a su ídolo, Diomedes Dionisio Díaz Maestre, que recibía el título de bachiller Honoris Causa. Allí quedó plasmado lo que dice el cantautor en su canción... La Junta es un bello pueblo, a donde nació Diomedes, donde todo el mundo me quiere y me aclama cuando llego... 


Por: ALVARO OVIEDO C. 7 de diciembre de 1993, 05:00 am 

Ese día fue especial para Diomedes Díaz, pues además de graduarse de bachiller y recibir la aclamación de su fanaticada, también compartió la ceremonia con su hija Marena Rocío Díaz Sarmiento, cuya aspiración es estudiar odontología en Bogotá con el apoyo económico de su padre, y el médico del pueblo, Leandro Sierra Costa (Lendrito en las canciones del Cacique), que hacían parte de los 34 graduandos. 

La ceremonia estaba programada para las 3 de la tarde en la sala múltiple Jorge Luis Toncel de la institución escolar. Pero, entre los dos mil asistentes (que vinieron de diferentes puntos de la Costa Atlántica) se paseaba el escepticismo, pues muchos apostaron que Diomedes no asistiría a su graduación. 

El Mono Arjona de la novela de Diomedes Díaz es la antítesis de El Negro Acosta de la vida real

El Mono Arjona de la novela y El Negro Acosta de la realidad

Por John Acosta

Era tal la ternura que irradiaba hasta por los poros, que ni siquiera dábamos para decirle lo que todo el mundo le decía por cariño: El Negro, sino que íbamos más allá y le decíamos Ñego. Cada vez que veo al furibundo El Mono Arjona en la novela Diomedes Díaz, El Cacique de La Junta, se me arruga el alma al ver la antítesis que creó RCN del verdadero El Negro Acosta. Uno sabe que novela es novela y que el libretista tiene todo el derecho del mundo a crear su propia realidad, pero, de todas maneras, uno, que conoce la historia real y los protagonistas verdaderos, no puede evitar comparar la fantasía del drama televisivo con los recuerdos que le rondan la mente como fantasmas en rebelión y, bueno, termina en estas: escribiendo para deshacerse de esa huelga mental que me han creado en mis remembranzas las ánimas benditas que también ven la novela en mención.

martes, 21 de marzo de 2017

‘Leandrito’, el eterno médico de La Junta

Después de muchos años de trasegar por la vida, Leandro Sierra Acosta volvió a radicarse en su pueblo natal, La Junta. Ha ejercido por más de seis décadas como médico empírico, sin cobrarle consulta a sus paisanos.
Sus diagnósticos acertados y recetas precisas, son admirados y respetados por los más afamados médicos que han tenido referencia de sus procedimientos.
‘Leandrito’, el que vio las primeras luces en La Junta, el 17 de enero de 1931; el séptimo de los doce hijos del hogar conformado por Leandro Sierra Cataño y Felicia Acosta Martínez, es un hombre que hace parte de la historia del sur de La Guajira.